Embarazo Semana A Semana

Las que ya estáis embarazadas os preguntaréis ¿y ahora qué? ¿qué cambios va a experimentar mi cuerpo? ¿cómo va a ir creciendo el feto? Para dar respuesta a estas y a muchas más preguntas, vamos a tener que hacer un seguimiento y control del embarazo semana a semana.

De esta manera veremos como cambian los síntomas según pasan las semanas y los meses. De esta manera estamos viendo de alguna manera lo que sería nuestro calendario de embarazo.

Veamos en detalle qué es lo más destacado en nuestro embarazo semana a semana.

embarazo semana a semana

Semanas de embarazo

Si lo que buscas es un rápido vistazo a todas las semanas, quí te presentamos un resumen que iremos actualizando.

Semana 1

El bebé:

  • Se forma el blastocito.
  • El óvulo ya fecundado viaja desde las tromas de Falopio hasta el útero.

La madre:

  • Los síntomas de la madre, como leves dolores, pueden confundirse con los dolores menstruales.
  • Aumentan las ganas de orinar.
  • Se producen vómitos o náuseas, sobre todo por la mañana.
  • Aumenta el tamaño de los pechos y su sensibilidad.

Semana 2

El bebé:

  • El blastocito se adhiere al tejido epitelial. Continua la división celular.
  • La sangre de la madre comienza a nutrir al embrión.

La madre:

  • Los síntomas siguen siendo casi imperceptibles.
  • Pueden producirse alteraciones emocionalesa provocadas por la elevación hormonal.
  • Se puede comenzar con la ingesta de ácido fólico.
  • En este momento el embarazo ya debería ser detectado y la madre debería cambiar sus hábitos si entre ellos hay alguno que no sea saludable como fumar o consumir alcohol.

Semana 3

El bebé:

  • Comienzan a formarse algunos órganos, como el corazón.
  • El tamaño del embrión es de 1,5 milímetros.

La madre:

  • La sensibilidad mamaria se agudiza.
  • Comienzan a prepararse los conductos para la leche materna.
  • Aumenta la concentración de sangre en los senos.

Semana 4

El bebé:

  • Se produce el plegamiento del embrión, adopta una forma similar a una judía.
  • Comienzan a formarse el intestino, el esófago, los pulmones y la faringe.

La madre:

  • La alteración hormonal puede influir en los estados de ánimo.
  • Los senos aumentan mucho más de tamaño.

Semana 5

El bebé:

  • Se inicia la formación del tubo neural, lo que se convertirá en el cerebro y la columna.
  • Se aprecia un esbozo de los ojos y orejas

La madre:

  • Los síntomas son similares a los de la semana anterior.
  • Puede prevenir la espina bífida en el bebé con el consumo diario de ácido fólico.

Semana 6

El bebé:

  • Aparecen las rodillas y los codos.
  • Comienza a formarse la nariz y los dedos.
  • Su tamaño es como el de una semilla de calabaza.
  • El corazón del bebé empieza a latir.

La madre:

  • Es normal que la madre gane un poco de peso si ha perdido algo durante las semanas anteriores debido al malestar de los síntomas, especialmente las náuseas y los vómitos.
  • Pueden ser requeridos análisis de orina y de sangre.

Semana 7

El bebé:

  • Se forma el cerebro posterior, medio y anterior.
  • Continua el crecimiento de las extremidades.
  • El feto mide entre 4 y 9 milímetros de largo.

La madre:

  • Conviene informarse sobre los riesgos de la toxoplasmosis.
  • Debemos reflexionar sobre si nuestro trabajo diario puede afectar al embarazo.

Semana 8

El bebé:

  • Comienza la formación de las orejas.
  • El esqueleto puede verse, pues la piel es transparente.
  • Los intestinos y el hígado comienzan a trabajar.

La madre:

  • El útero va aumentando de tamaño.
  • Pueden presentarse dolores lumbares y ciática.

Semana 9

El bebé:

  • El feto es del tamaño de una uva grande.

La madre:

  • El útero de la madre tiene el tamaño de un melón pequeño.
  • Pueden aparecer ciertos síntomas como sensación de hinchazón y gases.
  • Se produce un aumento de peso, en gran parte por una mayor retención de líquidos.

Semana 10

El bebé:

  • La actividad cerebral se incrementa considerablemente.
  • Se forman los pabellones auditivos.
  • Los párpados comienzan a cubrir los ojos.

La madre:

  • Persiste la sensación de hinchazón
  • Al aumentar el tamaño del útero, aumenta la presión sobre la vejiga, con lo que pude incrementarse la frecuencia con que se orina.
  • Aunque el feto ya se mueve, la madre no percibe aún los movimientos.

Semana 11

El bebé:

  • El feto mide casi 5 cm.
  • Los genitales entran en fase de definición.
  • Los huesos ganan dureza.
  • El bebé ya puede tener hipo.

La madre:

  • Puede producirse un aumento de cantidad de saliva.
  • En algunos momentos puede sentir gusto metálico.
  • El resto de síntomas van desapareciendo aportando cierta calma en esta fase del embarazo.

Semana 12

El bebé:

  • Los latidos del corazón se pueden percibir más fácilmente.
  • Se van formando las cuerdas vocales.
  • Aparecen uñas en manos y pies.
  • El cerebro comienza una fase de intenso desarrollo.

La madre:

  • La piel está más tersa y luminosa por el aumento del volumen sanguíneo.
  • Pueden producirse jaquecas.

Semana 13

El bebé:

  • El feto mide unos 7 cm.
  • Su peso es de entre 13 y 22 gramos.
  • Los ojos van asentándose en la parte media de la cabeza, que será su posición definitiva.

La madre:

  • Continua el aumento de volumen y la ropa comienza a quedar pequeña.
  • En sus revisiones, la madre podrá obtener bonitas imágenes en las ecografías.

Semana 14

Continuando con nuestro seguimiento del embarazo semana a semana, vamos a ver qué sucede durante la semana número catorce. El bebé ya tendrá sus orejitas ubicadas en el lugar definitivo y las mismas irán creciendo durante las semanas siguientes. El bebé ya comenzará a mover su cabeza, inicialmente es de lado a lado. Por fuera y por dentro, todas las estructuras básicas ya están formadas tanto por fuera como por dentro, pero en tamaño miniatura.

Durante esta semana de embarazo, el cuerpo del bebé crecerá más rápido que la cabeza. Ya se puede ver el cuello del bebé, y los brazos se alargarán tomando mayor proporción y tamaño con el resto del cuerpo. Las piernas no están aún totalmente desarrolladas pero irán alargándose un poco hasta llegar al tamaño definitivo.

En observación cercana del bebé, se notará que una capa de vello muy delicado cubre todo su cuerpo, esta capa se llama lanugo. El tamaño del bebé será de diez centímetros y su peso como de treinta gramos. Puede ser como el tamaño de un limón.

El bebé comienza a tener más expresiones faciales, teniendo en cuenta que se ha dado notable desarrollo en los músculos de la cara, el bebé hará muecas, y se chupará el dedo constantemente. Es decir, los actos reflejos faciales irán en aumento.

La amniocentesis

Durante esta semana de embarazo es probable que el médico tratante ordene ciertas pruebas denominadas de múltiple marcador, es una prueba que indica el porcentaje de posibilidades de que el bebé tenga Síndrome de Down o alguna irregularidad de tipo cromosómica. Estas pruebas se realizan durante la semanas 14 y 20 del embarazo.

Existe la probabilidad de que se ordene una amniocentesis durante las semanas 14 y 20 de embarazo, si ambos padres tienen historial familiar de defectos congénitos, o si la madre es mayor de 35 años de edad.

La amniocentesis, que es la prueba de Síndrome de Down, se introduce una aguja muy fina en el líquido que rodea al bebé –líquido amniótico- para así extraer una muestra que se envía a un laboratorio especializado a analizar.

Este examen acarrea un leve riesgo de inducir un aborto espontáneo, y es de suma importancia que la futura madre esté al tanto de los riesgos y ventajas que acarrea el mismo.

Semana 15

Durante la decimoquinta semana del embarazo, el bebé mide unos 10 centímetros de largo de la cabeza a los pies, el tamaño semejante a una pera grande. El bebé pesa ahora más de 60 gramos. Si el bebé se pudiera mirar dentro del útero durante la semana 15 del embarazo, todavía se podría observar los vasos sanguíneos a través de la fina lámina de su piel. De hecho, los vasos sanguíneos que se forman en el cuerpo del bebé son semejantes a un mapa.

Los huesos del bebé están empezando a fortalecerse, y van a continuar endureciéndose durante el embarazo. Este proceso se denomina osificación.
Durante la semana 15 del embarazo el bebé utiliza su tiempo practicando su respiración: inhalando y exhalando líquido amniótico. Esta acción ayudará al bebé a desarrollar sus vías respiratorias.
La futura madre empezará a darse cuenta que el abdomen está más lleno que nunca, el útero comenzara a retraerse para arriba del hueso de la cadera. En este punto el médico tratante puede sentir que el útero de la madre está alrededor de 7 centímetros por debajo del ombligo.

Esta semana es un buen momento para empezar a hablarle al bebé, teniendo en cuenta que su desarrollo le permite escuchar sonidos externos. Se recomienda escuchar música placentera, o la lectura de un libro infantil.
El estado de ánimo de la madre presenta bruscos altibajos a causa de los cambios hormonales, se considera normal sufrir un poco de tensión y ansias en relación a todos los cambios en su vida.

Síntomas durante esta semana de embarazo

Los gases son un síntoma común durante la semana quince del embarazo. Durante el embarazo se sufren gases a causa de los altos niveles de progesterona en el cuerpo, que causan un relajamiento en los músculos del tracto gastrointestinal. Los cambios hormonales pueden hacer más lentos los procesos digestivos y causar la sensación de pesadez y los gases. Se puede experimentar también flatulencia y eructos.

Otra experiencia común que inicia durante la decimoquinta semana del embarazo es la dificultad para dormir o insomnio, este síntoma se presenta en el setenta por ciento de las mujeres embarazadas. También podemos mencionar otras causas que pueden interrumpir el sueño de la futura madre tales como los calambres en las piernas y la frecuencia urinaria.
Para dormir bien y evitar estos síntomas se sugiere el uso de una almohada de cuerpo, y la práctica de ejercicios relajantes antes de dormir, por supuesto, un buen colchón ayuda mucho.

Semana 16

Durante la semana 16 de embarazo el bebé tiene una longitud de unos 11 centímetros y pesa casi 85 gramos. El tamaño de su cuerpo es semejante a un mango pequeño. En las próximas semanas de gestación logrará duplicar su peso así como su tamaño. Por vez primera durante el periodo de desarrollo fetal, el cuerpo del bebé tiene una longitud mayor al de la cabeza. Al pasar de los días, el cuerpo del bebé estará ganando medidas más proporcionales.

El desarrollo de los músculos faciales ya permite que el bebé haga pucheros, muecas y expresiones. Estas expresiones faciales son dadas como involuntarias ya que a este punto el feto no tiene control sobre ellas pero esto irá cambiando durante las próximas semanas.

El crecimiento del bebé durante esta semana es bastante acelerado, su crecimiento le ha dado la suficiente fortaleza para mantener su cabeza derecha. La energía del bebé durante la semana 16 se concentrará muchísimo en el sistema circulatorio.

El bebé ya tiene bien formadas sus uñas, y ya vacía su vejiga cada 45 minutos. Los movimientos de sus extremidades se vuelven más coordinados. Durante la semana 16 del embarazo es posible poder sentir los movimientos del bebé.

El cabello del bebé empieza a crecer durante la semana 16 del embarazo, aunque no se pueda definir el color de cabello, sigue siendo una faceta interesante del desarrollo. Puede decirse que a pesar que el bebé comienza a crecer cabello, puede nacer totalmente calvo.

Comenzamos a notar al bebé

Los movimientos del bebé a este punto se pueden empezar a sentir, sobre todo si este no es el primer embarazo. Teniendo en cuenta que la mayoría de los bebés a partir de la semana 16 del embarazo disfrutan el vasto espacio en el útero para moverse de manera vigorosa, causando una variedad de sensaciones inusuales en la parte baja del abdomen.

Entre las semanas 16 y 22 del embarazo la futura madre empezará entonces a sentir las primeras pataditas del bebé de manera sutil y pueden sentirse como peces nadando en el vientre. Algunas futuras mamás pueden confundir estos movimientos con sensación de hambre o gases. La futura mamá debe notificar su médico tratante si observa en algún punto si las pataditas del bebé disminuyen o si la frecuencia de las mismas presentan algún cambio.